Banner

¿CÓMO EDUCAR UN PERRO? NOMBRE Y EL GRAN NO

Cuando aprendes cómo educar un perro, hay dos palabras que utilizarás más que cualquier otra a lo largo del entrenamiento de tu cachorro; la primera es … su nombre, el sonido con el que se sentirá identificado por el resto de su vida, recompénsalo con una caricia cuando entienda y venga hacia ti. La segunda palabra que debe aprender es “no”, esta palabra debe significar “deja de hacer lo que estás haciendo ahora mismo”.

Puede que ahora suene divertido que tu cachorro muerda un zapato viejo, pero no lo será tanto cuando sea un perro con el triple de tamaño y esté arruinando tus mejores zapatos, sí, tus favoritos. En el momento en que tu cachorro muerda algo que no debe, dile “no” y dale uno de sus juguetes para que se divierta.

Algo importante que debes evitar es la costumbre de tu perro brincando hacia las personas para saludarlas, a muchas personas no les agrada este comportamiento y podrían llegar a molestarse cuando tu perro haya crecido y los ensucie o incluso tire al piso. Buscando evitar que se desarrolle este mal hábito, ignora a tu cachorro cuando brinque en lugar de prestarle atención. Recompénsalo y felicítalo cuando esté con sus cuatro extremidades apoyadas en el suelo como debe ser.

Haciendo uso de estas dos palabras esenciales, la educación de tu cachorro será mucho más sencilla, los perros se guían bastante por los sonidos, así que recibirán las ordenes de forma muy efectiva. Trátalo con amor y paciencia, hazlo sentir muy bien cuando haga las cosas correctamente y recuérdale lo mucho que lo amas.